reservas-marinas
8 Ago, 2022

Funcionamiento de las reservas marinas

¡Comparte esto!👇🏽

Las reservas marinas son una de las mejores estrategias para conservar y permitir la recuperación de los ecosistemas dañados.

Las actividades humanas continúan degradando los océanos. En Canarias hemos visto como en los últimos 40 años hemos perdido el 90% de las poblaciones de peces que habitan en nuestras costas.

Estos cambios están afectando a la capacidad de los océanos para recuperarse del estrés ambiental. Los beneficios que aporta el océano a nuestra salud, alimento y economía, llamados servicios ambientales, dependen de ecosistemas saludables y la biodiversidad juega un papel fundamental en la salud de los ecosistemas.

¿Qué es una reserva marina?

Las reservas marinas se definen como áreas del océano completa y permanentemente protegidas de actividades que extraen animales y plantas o alteran los hábitats, con excepción de aquellas con fines científicos, para garantizar su conservación.

Dentro de una reserva marina pueden existir diferentes zonas según su grado de protección.

  • Zona de la reserva integral: Esta zona es la que permite que la reserva marina funcione, donde exclusivamente pueden realizarse actividades científicas con autorización previa.
  • Zona de uso restringido: Se autorizan actividades muy concretas
  • Zona de amortiguación: Se permite la actividad tanto recreativa como pesquera siempre y cuando estén previamente autorizadas y reguladas.

¿Cuál es el objetivo de una reserva marina?

La ciencia demuestra que las reservas marinas cumplen su objetivo fundamental: incrementar la abundancia y la diversidad de organismos marinos dentro de sus límites.

Sin embargo, una reserva marina es efectiva únicamente si se respeta su protección, de una forma completa y permanente, garantizando un sistema de protección a largo plazo. Otros sistemas de menor nivel como las áreas marinas protegidas no obtienen tan buenos resultados.

Todo este proceso permite devolver la salud y la productividad al ecosistema.

¿Por qué son necesarias las reservas marinas?

Los ecosistemas en equilibrio tienen una mayor resistencia a los cambios o impactos en el medio. Incluso su correcto funcionamiento ayuda a minimizar los efectos del cambio climático, por ejemplo absorbiendo calor y buena parte de las emisiones de CO2 en la atmósfera

Las reservas marinas permiten recuperar las poblaciones sobre pescadas aumentando de forma considerable la abundancia y las tallas de diferentes especies, muchas con gran interés comercial.

La pesca sin control tiene un efecto directo reduciendo la talla de las especies.

seo-reservas-marinas-Reduccion-de-tallas

El objetivo de la pesca son los ejemplares de mayor tamaño, por tanto las especies se ven obligadas a madurar sexualmente mucho antes, esto provoca que los peces sean cada vez más pequeños y que además pongan menos huevos.

Un ejemplo claro de esto sería el siguiente: 1 hembra de pez de 61 cm pone la misma cantidad de huevos que 212 hembras de 42 cm

PDT, 1990; Roberts & Polunin, 1991

Las reservas marinas nos sirven como modelos naturales, ayudan a conocer como funcionan los ecosistemas marinos sin la influencia directa de las actividades humanas.

Además, en el océano no existen las paredes, los efectos beneficiosos de las reservas marinas no se limitan a las zonas protegidas sino que se extienden hacia áreas sin protección.

ESQUEMA-reservas-marinas

¿Cuánto tiempo necesita una reserva marina?

Aunque algunos cambios ocurren rápidamente aumentando la abundancia, tamaño medio y biomasa de especies de gran interés comercial, otras especies requieren mucho tiempo, pueden pasar décadas antes de que todos los efectos de las reservas marinas sean evidentes.

Estudios realizados en reservas marinas desvelan que animales que maduran rápidamente y producen descendencia numerosa pueden responder a la protección en uno o dos años, mientras que la respuesta de animales de madurez lenta puede llevar años o décadas.

Se ha comprobado que técnicas como la rotación de las zonas protegidas puede que no sean las más beneficiosas para estas especies que requieren de mucho tiempo para recuperarse.

La protección y monitoreo a largo plazo son necesarios para evaluar los efectos totales de las áreas marinas, y así seguir generando conocimiento para establecer estrategias más efectivas.

Efectos económicos de las reservas marinas

Las reservas marinas y sus alrededores son espacios muy rentables económicamente:

«10 € de beneficio por cada euro invertido en la reserva marina mallorquina de Levante»

Natural capital factory

Las reservas marinas han logrado la recuperación de las pesquerías al garantizar una pesca artesanal controlada.

Aparecen distintas posibilidades de explotación y los distintos sectores comerciales implicados en turismo más sostenible como el buceo, avistamiento de cetáceos, rutas de snorkel, rutas de kayak, centros de interpretación…

“los beneficios socio económicos, en el caso de Cabo de Palos, también son visibles en el turismo de buceo. Los centros de buceo generan un beneficio económico muy superior al de la pesca. Se estima que en esta localidad costera se generan al año 3 millones de euros de manera directa por la práctica de este deporte, y otros 8 millones se hace de manera indirecta”.

Concejal de Medio Ambiente, Manuel Mora

Implantación de nuevas reservas marinas en Canarias

Los fondos marinos de Canarias se encuentran en una situación crítica. Desde hace años se plantea la necesidad de la implantación de reservas marinas en diferentes islas.

Sin embargo para que realmente sean efectivas deben acompañarse de estrategias más generalizadas.

La principal y más esencial, es la vigilancia y control dentro de la zona, que permita que se lleven a cabo el resto de medidas como la limitación estricta de las capturas, las tallas, revisar y reestructurar las zonas para la pesca deportiva, la protección de especies imprescindibles para la salud de nuestros ecosistemas y la mejora de la educación ambiental.

No se puede valorar aquello que no se conoce, y no se puede proteger aquello que no se valora

Necesitamos aprender a reconocer el gran valor que tiene la naturaleza de las islas para que el interés turístico vaya de la mano con su conservación, es lo que nos hace realmente únicos, lo que no encontrarás en ningún otro lugar del mundo.

Es vital entender lo importante que es protegerlo y conservarlo, porque llegará un momento en el que acabemos con «la gallina de los huevos de oro»

Carla Pérez

Bióloga marina y especialista en Biodiversidad y Conservación del medio marino de Canarias. Efectos del cambio climático en la biodiversidad marina de Canarias, coordinación de campañas de investigación de cetáceos de buceo profundo y participación en diferentes estudios de elasmobranquios en Canarias. Docente de formación para el empleo y futura docente de secundaria/bachillerato: Experiencia en cursos para las buenas prácticas en las actividades subacuáticas en materias de biodiversidad y conservación.

PUBLICACIONES RECOMENDADAS

0 comentarios